Si bien es cierto que cada vez se persigue más este tipo de fraude, no debemos pensar únicamente en que lo falsificado es la pieza en sí, porque el fraude también se da en el etiquetado de las piezas e incluso en los líquidos necesarios para el funcionamiento de nuestro motor, como el aceite o el anticongelante. No debemos dejarnos llevar únicamente por el precio y si asegurarnos que los recambios que nuestro taller de confianza nos ofrece también son para él una garantía en la reparación o mantenimiento de nuestro vehículo.

¿Qué es un recambio original o OEM?

Un recambio original o OEM (Original Equipment Manufacturer) es el que proviene de fabricantes de equipos originales, y que ha sido desarrollado y fabricado bajo los estándares y especificaciones del fabricante de vehículos, porque ese recambio es ahí donde nace, en la fabricación de un vehículo. Estos recambios son producidos por el propio fabricante de vehículos o por fabricantes de recambios (OES, Original Equipment Supplier) bajo la etiqueta y referencia del fabricante de vehículos o bajo su marca y referencia propia.

Por otro lado, tenemos el recambio IAM (Independent Aftermarket) que es aquel recambio que proviene de fabricantes que no fabrican piezas originales, pero que son idénticas en construcción y funcionamiento a las de los fabricantes de equipos originales, y que se venden exclusivamente bajo su propia marca en el comercio independiente de recambios de coches.

Qué son los recambios piratas para el coche

Beneficios de utilizar recambios originales para el automóvil

Utilizando recambios originales nos aseguramos de que las piezas sustituidas no solo encajan perfectamente en nuestro vehículo, sino que nos garantizan un funcionamiento óptimo según las especificaciones del fabricante de vehículos. Además estamos asegurando el valor a futuro de nuestro coche al poder demostrar que todas las piezas sustituidas en mantenimientos o reparaciones son recambios originales.

Frente a las falsificaciones, los recambios originales son garantía de calidad, seguridad y fiabilidad para nuestro coche, y para nosotros y el resto de conductores cuando circulamos, porque montar recambios falsificados conlleva graves riesgos para la seguridad vial y la integridad física de las personas, sobre todo, cuando se trata de recambios clave para la seguridad como piezas de colisión, de movimiento, elementos de desgaste, neumáticos, componentes electrónicos, etc…

¿Cómo saber si los repuestos son originales?

En este sentido es importante saber cuál es la procedencia del recambio y si la compra no la realizamos directamente nosotros, confiar en que nuestro mecánico o taller de confianza nos está ofreciendo recambios originales a través de sus proveedores, pues su experiencia en el servicio y reparación de vehículos nos debe dar la suficiente garantía de que lo que nos ofrece es lo mejor para nuestro vehículo y nuestra seguridad.

Beneficios de utilizar recambios originales para el automóvil

¿Qué son los recambios piratas para el coche?

Los recambios piratas, falsificados o no homologados, son aquellos que no cumplen ni los requisitos técnicos ni de funcionalidad, ni las especificaciones para las que fueron diseñados, es decir piezas y componentes sin ningún tipo de garantía van a poner en riesgo, no solo el funcionamiento de nuestro vehículo, sino nuestra seguridad y la de los que nos rodean.

Pero no solo se trata de la pieza o el componente, existen falsificaciones en el etiquetado indicando qué normativa y especificaciones cumple, cuando el producto contenido en el envase no cumple dichas especificaciones, o si cumple alguna, no son las que en la etiqueta se indica.

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante del vehículo y utilizar recambios originales para asegurar su correcto funcionamiento a lo largo de su vida útil. El uso de recambios falsificados, en comparación con recambios originales, puede llevar incluso a consecuencias mortales ya que estos minimizan la protección y seguridad de los ocupantes cuando vamos al volante de nuestros vehículos.

Riesgos de utilizar recambios falsos en el coche

Como ejemplos, los riesgos que supone dependiendo del producto que estemos hablando son:

Escobillas: un recambio falso reduce la visibilidad y aumenta la fatiga del conductor. Además se incrementa la posibilidad de soltarse durante la circulación.

Airbag: se corre el riesgo de que no se active en caso de colisión. Y si se activa, el estallido generado puede provocar astillas en los cristales que pueden dañar a los ocupantes del coche.

Neumáticos: puede reducir la capacidad de agarre e incrementar la posibilidad de reventón. Además el vehículo sufre una menor adherencia en condiciones climatológicas adversas (aquaplaning, salida de la vía..), así como una menor durabilidad.

Catalizadores: un recambio falso supone riesgo de incendio del vehículo, daños en el motor y un incremento de las emisiones de gases nocivos (monóxido de carbono, hidrocarburos sin quemar y ácidos de nitrógeno).

Qué es un recambio original o OEM

Filtros de aceite: produce impurezas en el circuito de lubricación, un menor flujo de aceite y daños en el motor.

Filtros de aire: aumenta el consumo de combustible y disminuye el rendimiento y potencia del motor. Además puede provocar fugas contaminantes.

Filtros de combustible: incrementa el consumo del vehículo, una pérdida de potencia y el bloqueo de suministro de combustible.

Filtros del habitáculo: menor protección contra partículas dañinas (polen, polvo…) y gases nocivos en el habitáculo (ozono, dióxido de nitrógeno…). Produce olores desagradables.

Sistema de frenos: puede provocar un fallo en el sistema de frenado en situaciones de riesgo. Así como aumentar la distancia de frenado.

Amortiguadores: aumenta la distancia de frenado. Y reduce la adherencia de los neumáticos y la eficacia del sistema de iluminación. Además provoca un mayor desgaste de elementos como rótulas y neumáticos.

Iluminación: reduce la visibilidad ocasionando una mala iluminación en curvas e intersecciones. Puede provocar deslumbramiento a otros conductores e incomodidad visual.

Baterías: provoca problemas en el equipamiento electrónico, menor potencia de arranque en frío, fallos en el ordenador de a bordo, descargas con facilidad y aumento del consumo de combustible.

Aceites: Provoca averías en el motor si su capacidad de lubricación no es adecuada. Produce sedimentos y exceso de carbonilla que impida el buen funcionamiento del sistema de lubricación y de los elementos de control de emisiones como el catalizador, la EGR o el filtro de partículas.

Refrigerantes: Produce oxidación interna en el motor, limitando la capacidad de refrigeración del mismo, aumentando la temperatura del motor.

Riesgos de utilizar recambios falsos en el coche

Dónde comprar repuestos originales online para el coche

Existen multitud de plataformas que ofrecen recambios de coche originales para talleres y para el público en general, pero que en su portfolio no ofrecen recambios OEM.

Virtualrec es la App de recambios para profesionales del automóvil, creada para que los profesionales que cuidan de tu vehículo y quienes realizan los mantenimientos y reparaciones, puedan adquirir el recambio original OEM necesario para garantizar, tu seguridad y la de los tuyos, la vida útil de tu coche y su valor a largo del tiempo, y la seguridad y garantía de conocer que la procedencia del recambio es la del fabricante de tu vehículo.

Lo más aconsejable es acudir a tu taller de confianza que es quién te garantiza la procedencia de los recambios que utiliza para tu vehículo.

Aun siendo un experto es muy complicado detectar si un recambio de coche es falso, porque es necesario realizar pruebas de ensayo que determinen si cumplen los parámetros de calidad óptimos para cumplir la función para la que fue fabricado. Así, para evitar riesgos innecesarios, es imprescindible utilizar recambios originales adquiridos en espacios de venta oficiales o de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *